Programa Mejoramiento Calidad de Vida

Programa Mejoramiento Calidad de Vida

Programa dirigido al adulto mayor con criterios de inclusión

  • Talleres Informativos: (Artrosis, HTA, diabetes, obesidad) 40 minutos.
  • Atención a Domicilio: Atenciones domiciliarias con prestaciones FONASA de 10 sesiones kinésicas, evaluación inicial de médico Clínica Recreo con copago cero.
  • Derivaciones a Clínica Recreo

Para promocionar la salud, y por tanto la calidad de vida en la vejez, es necesario:

Promover la actividad física en todas las edades y hacer hincapié en las mujeres.
Se recomienda a los adultos mayores el ejercicio físico como el Yoga y/o Pilates; y salir a caminar, por lo menos algunas veces a la semana, para mantener en óptimas condiciones el cuerpo. Hay muchas actividades que no requieren pagar un gimnasio, sino que basta con la motivación para hacerlo. Se recomienda realizar los ejercicios de forma pausada y no forzarse, puesto que podría causar una lesión.

Practicar el autocuidado y un estilo de vida saludable.
Para ello es importante aumentar la ingesta de líquidos y llevar una dieta balanceada, que integre proteínas de alta calidad, carbohidratos, libre de grasas saturadas, exceso de azúcar y sal. Nunca es tarde para dejar el consumo de alcohol y tabaco.

En materia de salud mental
Es recomendable estar alerta ante posibles trastornos y así detectarlos a tiempo para consultar a un especialista si fuese necesario. Es recomendable disminuir la excesiva ingesta de medicamentos, para ello al visitar un especialista se debe informar sobre los tratamientos médicos en curso y tratar de acudir a un geriatra en vez de acudir a distintos especialistas.

Fomentar la educación
En tanto se relaciona positivamente con el estado de salud y la percepción de éste. Los desafíos son fomentar la prevención y el tratamiento de ciertas patologías, capacitar a más profesionales en el campo de la gerontología, fomentar el autocuidado y la propia responsabilidad en los mayores. Además, es importante desarrollar
programas de salud familiar, que incorporen a familiares y cuidadores, para que lo puedan entender y cuidar de mejor manera.

Estimular la autonomía
Para que la persona pueda seguir tomando el control de su vida si sus capacidades mentales lo permiten. El cuidado de los mayores debe orientarse de manera que puedan elegir en los procesos que les afectan, por ejemplo, el tipo de comidas o vestimentas. Además, debe permitir que realicen la mayor cantidad de actividades, para ello se pueden realizar ayudas concretas, por ejemplo: habilitar domicilios y entornos aptos para la libre circulación de sillas de ruedas, caminadores y muletas, entre otros.

Romper con los estereotipos negativos
Si bien es un proceso lento es muy beneficioso, en tanto puede incidir en la actitud de la sociedad hacia los mayores y las políticas públicas que lentamente facilitan una vida activa y sana por más tiempo para ellos.